Van Turco

Van Turco

Origen

La raza de gatos van turco es originaria de Turquía, más concretamente de la zona del sudeste del país en la zona del Lago de Van. Es una raza milenaria pero no se descubrió hasta 1955 cuando dos británicas, Laura Lushington y Sonia Halliday, en un viaje por Turquía se llevaron un par de gatos a su país donde luego empezarían con su cría. En 1969 fue reconocida como raza oficial no así en Estados Unidos que hasta los años 90 no sería admitida. En los años 90 en Turquía solo se conocían unas 100 unidades registradas y para fomentar la raza, el gobierno dio una serie de retribuciones de miles de euros para quien criara esta raza y sanciones a sus exportaciones.

Características físicas

Esta raza tiene un tamaño tipo medio, muy musculado y con cuello corto. Los machos pueden llegar a pesar hasta 7 kilogramos. Posee una cabeza triangular, orejas peludas y grandes. Con ojos de forma oval y en posición ligeramente inclinados que suelen ser de color azules o amarillos. Su manto en verano es suave y fino, en cambio, en invierno es denso lo que le da el calor suficiente para resistir las bajas temperaturas a las que está acostumbrado, ya que la zona de donde proviene tiene una altitud de 1600 metros. Su cola es espesa y es un rasgo particular de su raza. Como curiosidad comentar que el pelaje de la barriga es mas largo que el de la espalda lo que es una sorprendente anomalía en el mundo de los felinos.

Carácter

El gato van turco tiene un personalidad que se caracteriza por ser muy juguetona, aún incluso de mayores te buscarán para que compartas juegos con ellos. Es curioso e inteligente, lo que le hace poder aprender varias órdenes. Le gusta mimar y ser mimado. Le encanta el agua. Pueden bañarse y nadar en charcas o en tu ducha sin ningún tipo de problemas. Es más un gato de exterior dado su gusto por husmear o curiosear.

Salud y enfermedades

Es una raza considerada robusta y resistente que tiende a la longevidad. Pueden vivir hasta los 18 ó 19 años. Tienen las típicas patologías de gato doméstico como pueden ser problemas de boca y dientes. Sus únicas enfermedades debidas a su genética son la ataxia felina, un problema neurológico que se manifiesta en problemas de coordinación, y los gatos de esta raza totalmente blancos a veces padecen sordera debido a las condiciones genéticas de los animales blancos.

Cuidados y alimentación

Durante los mese estivales dada su particularidad de cambio de pelaje apenas necesitan cepillados. Esto cambia en los meses de invierno, ya que muda a un pelaje más frondoso, aquí necesita de varios cepillados semanales. En estos meses hay que vigilar el problema de ingesta de pelos, así que es recomendable para ayudar de su expulsión el uso de malta o hierba para gatos. La alimentación no difiere mucho de la de otras razas. Comida de calidad basada en una dieta alta en proteína y algo de comida húmeda para que goce de una excelente salud.