Siberiano

Siberiano

gato siberiano

Origen

El origen del gato siberiano se sitúa , como su nombre indica, en la región oriental de Rusia (Siberia). Se cree que proviene de una mezcla entre el gato común y el gato salvaje de esa zona. De ahí su amplio pelaje para soportar las bajas temperaturas. Empezaron ha aparecer en Europa occidental en el siglo XIX. En la exposición de Crystral Palace de Londres de 1871 se expusieron gatos de esta raza. Años más tarde cayó en el olvido, ya que donde había más unidades (Rusia) estaba prohibido tener mascotas durante el gobierno soviético. Pero los campesinos los tendrían para ahuyentar animales salvajes de las granjas y escondidos de las autoridades. Ya en los años 80 la raza volvió a resurgir con el cambio político que sucedió en Rusia. Aparecieron algunas unidades en la RDA en 1985 y en 1987 fue reconocido oficialmente en Rusia. A día de hoy es de las razas más estimadas y buscadas al tener un carácter parecido al de los perros.

Características físicas

Esta raza se la considera de tamaño grande porque puede llegar a pesar hasta los 11 kilogramos en los machos. Además de grande, es bastante musculoso y corpulento. Suelen tener un desarrollo lento no produciéndose su madurez final hasta los 4 o 5 años de edad. Tiene un pelaje llamativo, bonito y de longitud media-larga. Tiene 3 capas de pelaje, siendo la de fuera impermeable. Pero durante el verano, el manto inferior lo pierde, quedando menos voluminoso. Posee unas patas musculadas y largas. La cola es grande y muy peluda. Llama la atención el collar de pelo que se le forma alrededor del pecho y cuello, dándole un toque especial a este tipo de minino. La es cabeza redonda y proporcionada, con unos ojos redondos y orejas de tamaño mediano. Una particularidad de esta raza es que tiene incluso mechones de pelo entre los dedos de sus patas. Los colores más habituales para este tipo de gato, son el blanco y el naranja. Es una de las calificadas razas hipoalergénica. Las personas con alergias tendrán más probabilidades de convivir bien con esta raza, puesto que genera mucho menos la proteína responsable de la mayoría de alergias a los animales en humanos.

Carácter

Es un felino cariñoso pero también independiente. Tiene muchas personalidad y no se somete fácilmente a las órdenes o deseos de su dueño, con lo cual hay que ser constante y tener paciencia para educarlo adecuadamente. Es un gran cazador, así que le encanta estar fuera de casa trepando y saltando. No es el gato ideal para tenerlo encerrado en una casa pequeña. A pesar de que le gusta pasar ratos a su aire, no lleva bien la soledad. Le encanta el agua, ya sea dándose baños como mojándose con la lluvia.

Salud y enfermedades

Al ser una raza evolucionada naturalmente y no por la mano del hombre, el gato siberiano tiene una salud de hierro. . Al margen de la cardiopatía hipertrófica no se dan enfermedades reseñables en esta raza.

Cuidados y alimentación

El gato siberiano no requiere de especiales cuidaos mas allá del mantenimiento de su pelaje. Si se le acostumbra desde temprana edad no debería de ser problema cepillarlo a fondo, sobre todo en invierno que es cuando muda de pelo. Así ayudaremos a deshacer nudos y quitar pelo muerto. En época estival, cuando pierde su manto inferior, hay que darles pasta de malta o hierba para gatos para ayudarle a expulsar bolas de pelo. En cuanto a la alimentación, mismo patrón que cualquier otro tipo de gato doméstico, comida de calidad alta en proteína y baja en carbohidratos. Vigilar el volumen de ingesta en relación al ejercicio que hace para no tener problemas de sobrepeso.