Japanese Bobtail

Japanese Bobtail

gato japanese bobtail

Origen

La procedencia de la raza de gato japanese bobtail es algo difusa. Es una raza de las más antiguas conocidas y no ha tenido el toque humano en su desarrollo genético. Se cree que llegaron a Japón desde las Islas Kuriles hace más de 1000 años. Al principio era un gato que gustaba a la aristocracia y signo de estatus. En 1602 se decretó que no se podía vender, comprar o conservar a esta raza para combatir una plaga que amenazaba la industria de seda nipona en esos años, con lo que se hicieron gatos callejeros. Tiempo más tarde empezaron a ser más populares entre la población y se expandió a China y Corea. Hasta 1968 no se introdujeron en los Estados Unidos, los criadores de gatos Elizabeth Freret y Lynn Beck se ocuparon de ello. Es una raza que se considera que trae buena suerte. El Maneki-neko (la famosa estatua del gato que mueve la patita) está basada en esta raza y el dibujo animado Hello Kitty también.

Características físicas

Lo más curioso de los gatos japanese bobtail es su cola, corta con forma de pompón. Constituida por una o más vértebras soldadas. Cada cola es única y no hay nunca dos iguales. La cara asemeja un triángulo equilátero, sus orejas son separadas de tamaño medio y algo redondeadas en las puntas. Los ojos son grandes y elípticos. Tiene un cuerpo musculado y esbelto, con patas traseras ligeramente más largas que las delanteras lo que le permite moverse con gran agilidad. El manto apenas tiene subpelo, es bastante suave y sedoso. Hay dos tipos, longhair y shorthair, que serán de pelo largo y corto respectivamente.

Carácter

Son gatos muy activos, inteligentes y juguetones. Se embarcaran en cualquier aventura que tengan delante de sus ojitos. Llevan bastante mal la soledad. Es bastante parlanchín y se intentará comunicar con sus dueños. Muy mimosos y apegados, buscaran constantemente estar en tu regazo ronroneando. Territorial en su casa, se suele llevar bien con gatos de su misma especie pero peor con los de otra y con perros.

Salud y enfermedades

El japanese bobtail es un gato normalmente sano. No tiene ninguna afección conocida debido a su genética. Suelen durar unos 15 años aproximadamente y los problemas más comunes que le afectan son los típicos de los gatos domésticos como son bolas de pelo en el tracto intestinal, enfermedades urinarias y renales.

Cuidados y alimentación

La falta de subpelo hace fácil su peinado. Basta con peinarlo una vez por semana. Se le debe suministrar alimento de calidad y vigilar su ingesta, ya que aunque sea un gato energético puede caer en el sobrepeso si se le da más de lo debido. Se recomienda que visite cada 6 meses al veterinario para vigilar que su estado sea el óptimo.