Exotic Shorthair

Exotic Shorthair

gato exotic shorthair

Origen

El gato exotic shorthair aparece alrededor de los años 50 en los Estados Unidos. Se empezó a cruzar un american shorthair con un persa plateado, con la idea de conseguir un american shorthair plateado. Pero el resultado no fue el esperado. Jane Martinke puso sus ojos en esta raza resultante y la llamó en principio Sterling, para que unos años después se le llamara ya finalmente exotic shorthair. Por otro lado, la criadora Carolyn Bussey cruzó sus gatos exotic con un gato de raza burmés, y el resultante ayudó a mejorar genéticamente al exotic shorthair. También se han utilizado gatos de raza azul ruso para este empeño. Está reconocido oficialmente por las organizaciones oficiales en 1967 y con el tiempo ganó en popularidad ya que es como un gato persa pero con menos pelo, lo que favorece a la gente que quiere tener un gato de esta raza pero sufre alergias.

Características físicas

Es un gato de tamaño medio a grande, pesa entre 5 y 7 kilogramos. De complexión fuerte y musculada, tiene un pecho amplio y grandes hombros. Sus patas son cortas y robustas. Con una cabeza redonda y maciza. Orejas diminutas, redondeadas en la punta y abiertas en la base. Ojos también redondos y grandes. El patrón de color va en consonancia a su pelaje, el cual es corto, esponjoso y denso. Tiene la misma variedad de colores que los gatos persas.

Carácter

Este tipo de gato posee una naturaleza mansa y tranquila. Es algo juguetón y, a diferencia de los gatos hermanos de pelo largo, el exotic shorthair es más curioso debido a su pasado genético. Se lleva bien con otras mascotas y con niños. Es poco maullador. No le gusta pasar grandes periodos de tiempo en soledad, así que si el dueño no pasa mucho tiempo en casa es preferible tener otra mascota para que le acompañe. Es muy cariñoso y seguirá a sus papás por toda la casa para curiosear lo que hacen, ya que es de las razas más fieles con sus dueños. Lleva bien vivir dentro de las casa, ya que no es raza que le guste mucho de dar paseos en exteriores. Desconfiado ante desconocidos, tardará su tiempo para poder coger confianza con gente que no conoce.

Salud y enfermedades

Al ser una raza influida por la mano del humano, el exotic shorthair tiene varias dolencias relacionadas por su genética, como son problemas respiratorios correspondientes a su forma particular de la cabeza. Enfermedades periodontales debido a su corto hocico, que derivan en sarro o gingivitis. Alteraciones oftalmológicas y respiratorias que presentan problemas para respirar bien. También como el persa, esta raza sufre de cardiomiopatía hipertrófica que significa un mal desarrollo del corazón. Problemas en los ojos con exceso de lagrimeo y posible infección posterior. Enfermedades de la piel como pueden ser tiña, seborrea o tumores. La enfermedad de riñón poliquístico. Cistitis idiopática que deriva en inflamación de la vejiga y cálculos en la vejiga. Como se puede observar es de las razas más delicadas en cuanto a su salud se refiere aunque son relativamente longevos ya que pueden llegar a vivir hasta las 12 ó 15 años.

Cuidados y alimentación

No te deberá preocupar en exceso el tema del cepillado ya que se le conoce a esta raza como el “persa de los perezosos”. Con que lo cepillemos una vez por semana será más que suficiente. Hay que prestar atención a su cara. Limpiando con cierta regularidad sus ojos,nariz y boca para que no haya ningún tipo de infecciones. Como en otras muchas razas de gatos domésticos hay que supervisar su alimentación por ser un gato que tiende al engorde. Darle las cantidades justas y necesarias para que no coja peso en exceso. Se recomienda comida baja en calorías y procurar que haga todo el ejercicio que pueda.