British Longhair

British Longhair

gato british longhair

Origen

Los gatos britsh longhair proceden de la mezcla de los british shorthair y los persas. Después de la Segunda Guerra Mundial cuando la popularidad y número de unidades del shorthair decayó, los criadores mezclaron a estos con persas para darle un impulso a la raza. Resultó de esta combinación que salieron gatos de esta raza de pelo largo. El gen de pelo largo se transmite de forma recesiva. Al principio de entregaban a los longhair castrados como animales de compañía y se evitaba su cría, pero tiempo más tarde se empezó a criar con más frecuencia y ganar en popularidad.

Características físicas

Es de tamaño medio grande con un cuerpo fornido y musculado. De físico redondo con patas cortas y cuello igualmente corto. Su cola mide alrededor de ⅔ de su cuerpo y es tupida de pelaje. Cabeza redonda, hocico grande y nariz corta. Sus ojos coinciden con el color del pelo. Tiene unas orejas que son de tamaño mediano a pequeño y con terminan en punta redonda. Los colores más comunes son blanco, crema, canela, lila, negro, azul y chocolate.

gato british longhair

Carácter

Parecido al de los shorthair y persas, es decir, personalidad tranquila y estable. Son bastante cariñosos y les encanta pasar tiempo con sus dueños recibiendo caricias y mimos. Es una buena raza para tener en casa sin grande espacios porque aunque le gusta jugar no es especialmente saltarín. No es muy ruidoso y posee un carácter amigable y tolerante.

Salud y enfermedades

No tienen unas dolencias especiales y suelen gozar de buena salud. Sus principales problemas vienen dados por la obesidad sobre todo si están castrados y son gatos caseros. Hacerle que se ejercite con juguetes durante algunos ratos del día para que queme energía, será lo ideal para evitar que engorde. Otra enfermedad que comparte con sus razas hermanas (persas y shorthair) es la enfermedad renal poliquística (quistes en el riñón). Es hereditaria y se puede detectar a temprana edad con ultrasonidos. Y otra afección que sufre es la miocardiopatía hipertrófica que se da con frecuencia en esta raza.

Cuidados y alimentación

El pelo de los gatos british longhair necesita sólo un cepillado semanal que se puede aumentar durante las épocas de mudas(primavera y otoño). Como todo gato de pelo largo semilargo, al limpiarse el mismo se le formaran bolas de pelos con lo que debemos ayudarnos de hierba de gatos o malta para que las puedan expulsar sin problemas. Su alimentación no difiere mucho de la de otras razas de gatos, deberá ser alta en proteína, carne y baja en productos vegetales con pienso de calidad. Vigilar las cantidades por el problema de sobrepeso.