Bosque de Noruega

Bosque de Noruega

gato bosque de noruega

Origen

El gato bosque de noruega es una de las pocas razas de gatos naturales que no han necesitado de la mano del humano para evolucionar y desarrollarse. Se cree que tiene unos antiquísimos orígenes (1000 años). También se piensa que es un cruce de gatos persas que los vikingos se llevaban de sus incursiones en el Imperio Bizantino. Estos se cruzaron con los gatos comunes de la zona del norte de Europa dando lugar a esta raza. Su pelaje se desarrolló para superar las inclemencias del tiempo de esa región. Los campesino los utilizarían para tener sus granjas y establos libres de ratas o alimañas. En 1938 se presentaba el primer gato de bosque de noruega en Oslo pero por la Segunda Guerra Mundial se paró su cría. En los años setenta vuelven a popularizarse y en 1975 fue registrado oficialmente. De ahí se empezó a popularizarse en toda Europa.

Características físicas

Es una raza de tamaño grande. Los machos pueden llegar a pesar hasta 9 kilogramos. Tiene una complexión fuerte, patas largas y musculosas. Disfruta de unos dedos palmeados para caminar con firmeza en la nieve. Posee un pelaje semi largo y denso, con una capa impermeable y muy resistente. Su cola es espesa y grande. La cara tiene forma triangular y sus orejas están erguidas en lo alto de la cabeza con pelo por dentro y a su alrededor. El pelaje en cuanto a su color es el característicos de otros gatos domésticos menos los colores canela, chocolate, beige que no están permitidos. Es una raza de desarrollo lento y que solo llega a su madurez a los 3 o 4 años.

gato bosque de noruega

Carácter

A pesar de su apariencia grande y salvaje, el gato bosque de noruega es dócil, cariñoso, sociable y tranquilo. Es ideal para convivir con otras mascotas o con niños por su calma. Debido a su genética es un gran cazador y por ello le encanta trepar y saltar. No será raro ver como se queda dormido en las alturas de tu casa. Por esto, y sino se tiene un amplio jardín, es necesario comprarles árboles rascadores para que se entretengan. También son grandes pescadores.

Salud y enfermedades

Al ser una de las razas evolucionadas naturalmente suele gozar de una buena salud. Una dolencia que puede sufrir es la displasia de cadera que se debe al sobrepeso, por lo que hay que vigilar la ingesta del animal. La displasia de retina, la miocardiopatía hipertrófica y la glucogénesis de tipo 4 o almacenamiento excesivo de glucógeno son otras de sus patologías más predominantes. Esta última se propaga por un gen recesivo.

Cuidados y alimentación

Para evitar que se hagan enredos en un denso pelaje peinarlo un par de veces por semana. En época de muda de pelo para evitar las bolas de pelo se recomienda malta para gatos o hierba gatera que facilitan eliminar esas bolas. Visitas ordinarias al veterinario para chequear que su salud esté óptima. Como hemos comentado antes, hay que vigilar la alimentación para que no tenga sobrepeso y problemas derivados de salud por ello. Le encanta la carne y vísceras frescas que le van fenomenal para su salud.