Bengala

Bengala

gato bengali atigrado

Origen

El gato bengalí o de bengala es un gato de reciente creación. Este prodigio de la naturaleza, es resultante de un cruce entre el gato domestico y el gato leopardo asiático (un pequeño gato salvaje que se encuentra en Asia). En los inicios del siglo XIX se podía encontrar gatos híbridos de gran tamaño parecidos al de esta raza, pero no eran prácticos. Así que se intentaron cruces de gatos domésticos con salvajes. En 1963 Jean Mill realizó el primer experimento de cruce entre gatos domésticos y gatos leopardo asiáticos. A la primera camada se le llamó F1, la siguiente entre esa camada y otra de gatos domésticos F2 y así sucesivamente. No fue hasta a partir de las F4 y F5 que se le considera al gato benbalí felinos con un carácter tan manso como el de los domésticos. Fue reconocido en 1983 por la Asociación Internacional Felina TICA y a día de hoy ha ganado muchos adeptos.

Características físicas

Es un gato de tamaño grande. Los machos pueden llegar a pesar hasta 8 ó 9 kilogramos y medir cerca de 70 centímetros. Si tienen un rasgo único es su precioso y llamativo pelaje, lleno de manchas y rosetas. Su tacto es aterciopelado y suave. Además tiene dos características únicas en su pelaje, el glitter (brillo dorado que emite cuando está bajo un foco de luz) y el fuzzy (pelaje de camuflaje cuando son cachorros). Son gatos robustos y musculosos con cola gruesa de tamaño medio. Cabeza ancha, mandíbula fuerte y orejas pequeñas que le dan ese aspecto fiero. Posee unos ojos de forma almendrada de color amarillo verdoso. El color base tiene varias tonalidades: marfil, crema, amarillo, dorado y naranja.

gato bengali

Carácter

A partir de la tercera generación el gato bengalí ya se le considera manso. Aun así es un gato con temperamento debido a su pasado salvaje que lo hace dominante y a veces agresivo. Puede convivir con otros gatos pero deben ser de razas tranquilas. Es activo (de los que más de todas las razas conocidas), inteligente y audaz. Le gusta los juegos, como ser entrenado con clicker, que le lancen pelotas para recogerla, y los paseos con correa . Le encanta trepar y el agua (les encanta nadar). Es ideal para tenerlo en una casa con espacio o jardín. El gato de bengala posee un maullido diferente a cualquier otro gato doméstico, más corto y cerrado. Es proclive a hacer ruidos extraños o raros.

Salud y enfermedades

Al ser una raza joven a la vez que ancestral, el gato de raza de bengala tiene una salud excelente. Pero en el año 2011 se le descubrió una enfermedad genética que provocaba degeneración retiniana durante el primer año de vida y podía derivar en ceguera. No hay que destacar especiales dolencias, sólo las típicas de un gato doméstico.

gato bengali marron

Cuidados y alimentación

No requiere de especiales cuidados. Peinarlo con cierta regularidad y visitas correspondientes al veterinario. En cuanto a la alimentación, se recomienda comida preparada de calidad, que se vende en latas. Algunos dueños dan a esta raza alimentos crudos ya que algunos gatos bengalís tienen intolerancia a la alimentación industrial por las bacterias.