American Wirehair

American Wirehair

gato american wirehair

Origen

Nos situamos en los años 60 en el estado de Nueva York. Allí en una camada de gatos american shorthair apareció un gato diferente, de color atigrado y con pelo rizado al igual que sus bigotes. La criadora Joan O’Shea lo compró para estudiarlo. Ella empezó la cría de los gatos american wirehair mezclándolos con gatos american shorthair y vio que de cada camada salían un 50% del tipo rizado. En 1978 la raza fue reconocida oficialmente. A día de hoy hay pocos criadores del american wirehair en Estados Unidos y en Europa es casi una raza desconocida.

Características físicas

Posee parecidas características de su primos american shorthair. Son gatos de tamaño medio y rondan un peso de 6 kilogramos. De tipo semi-cobby , atesoran una complexión fuerte y musculada. Su pecho es macizo. El rasgo más significativo es el pelaje. De tipo áspero, duro, ondulado y la particularidad de ser rizado en las puntas, lo que le da un simpático aspecto de gato descuidado. Cabeza redonda con pómulos prominentes. Orejas de tipo mediano y separadas. Tiene unos preciosos ojos redondos y dorados. Se presenta en los colores negro, rojo, azul, crema, carey, humo, plata sombreado, camafeo sombreado, plata chinchilla, atigrado, atigrado sombreado o bicolor.

Carácter

Aquí tiene también similitudes con los gatos american shorthair. Debido a sus antepasados cazadores es un gato prominentemente curioso y juguetón. Le encanta estar en el exterior de casa husmeando y trepando. Es muy sociable y paciente. Se lleva bien con otras mascotas o con niños. No es muy hablador, lo que más expresa es afecto ronroneando mucho al lado de sus papis. También es un gato extremadamente cariñoso y mimoso.

Salud y enfermedades

La edad media de vida gira en torno a los 15 o 16 años. Tiene una salud de hierro y no posee enfermedades raras dadas por su genética particular. Puede padecer como cualquier otro tipo de gato domestico la miocardiopatía hipertrófica, enfermedad que aumenta el volumen del musculo cardíaco y típicas infecciones gatunas debidas a algún tipo de parásito.

Cuidados y alimentación

Lo apropiado es un cepillado semanal y que en época de mudas se debe de aumentar. Bañarlo cada 1 ó 2 meses para eliminar el pelo muerto y el exceso de sebo que contiene en él. Limpiar sus orejas 1 vez por semana ya que es una raza que segrega mucha cera en los pabellones auditivos. Llevarlo al veterinario para una revisión mínimo 1 vez al año. En cuanto a la dieta, debe de ser basada en proteína y pienso de calidad. Dar las tomas adecuadas respecto al ejercicio que ellos hagan y las calorías necesarias para ello.