American Shorthair

American Shorthair

Origen

El american shorthair proviene de la emigración europea hacia los Estados Unidos en el siglo XVII. Los colonos europeos que buscaban conquistar nuevas tierras en América, los traían en sus barcos para contener las plagas de ratones. Ya en América también los utilizaban para mantener a raya a los roedores en granjas y graneros. En el siglo XIX pierden un poco de incidencia ya que se pusieron de moda muchas otras razas de gatos de importación. Pero en 1906 unos criadores empezaron con la cría selectiva de esta raza. Al principio se le llamaba domestic shorthair pasando a llamarse gato american shorthair en los años 60 para diferenciarlo del gato común europeo. En 1978 fue reconocida oficialmente. Es un gato muy popular en Estados Unidos, Canadá y Japón, no tanto en Europa.

Características físicas

Su tamaño es medio, los machos pesan de 6 a 8 kilogramos. Es atlético, algo bajo y tiene un fuerte pecho. Poseen el pelo corto, grueso y duro. Se admiten como colores oficiales blanco, negro, azul, rojo, carey, crema, plata chinchilla, plata sombreado, bicolor, atigrado y atigrado bicolor. Posee una cabeza redonda con grandes pómulos, finalizada con unas orejas medianas y verticales. Sus ojos son grandes, circulares y de tono dorado. La punta de la cola es redonda.

Carácter

Atesoran en sus genes el instinto cazador por lo que son bastante juguetones en este aspecto. Muy cariñosos, les encanta pasar tiempo en el regazo de sus amos ronroneando. No son muy habladores. En el aspecto social ,lo llevan muy bien por lo que será un gato ideal para convivir con familias que tengan niños u otras mascotas. Tiene un temperamento afable y paciente como cualquier buen cazador.

Salud y enfermedades

Se trata de una raza que tiene una sólida salud. La edad media de vida gira en torno a los 15 años. No tiene enfermedades especiales debido a la genética de su raza, y las únicas afecciones que deben preocuparnos son las comunes a cualquier otro gato domestico. Pueden sufrir de miocardiopatía hipertrófica (ensanchamiento del músculo cardíaco), policistosis renal (como una insuficiencia renal) y las típicas infecciones de oído. Hacer revisiones periódicas con nuestro veterinario de confianza y podremos evitar que coja alguna de estas enfermedades.

Cuidados y alimentación

No es un gato que necesite de un especial mantenimiento. Al ser una raza de pelo corto, basta con cepillarle 1 vez por semana o al menos cada 10 días. En época de muda aumentar un poco el nivel de cepillados. Sus orejas tienden a coger cera, así que es recomendable limpiárselas 1 ó 2 veces por semana. Darle pienso de calidad, alternando comida seca con algunas tomas de húmeda. Vigilar su ingesta para que no engorden, sobre todo si están castrados. Procurarle algo de ejercicio diario para evitar esto mismo. Así tendrás a tu pequeño amiguito saludable y feliz por mucho tiempo.